Facebook Twitter Google +1     Admin

LAS CUATRO NOBLES VERDADES

20070929210040-buda.jpgSiddhartha Gautama, más conocido como Buda o El Iluminado.  A pesar de todos los esfuerzos realizados por los analistas y estudiosos, las fechas de su nacimiento y muerte siguen siendo dudosas. Las diversas fuentes budistas están de acuerdo en que vivió 80 años, pero no sobre las fechas concretas.  Siddhartha Gautama, hijo del soberano de un pequeño reino, nació en Kapilavastu, cerca de la actual frontera entre India y Nepal. Según cuenta la leyenda, al nacer, los sabios vieron en su horóscopo que llegaría a ser un gran gobernante o un gran hombre religioso. El joven príncipe Siddhartha creció al abrigo de una gran riqueza y mucho lujo, hasta que a la edad de 29 años tras un paseo por las afueras de su palacio, vio las miserias del mundo hasta entonces para él desconocidas. Tomó conciencia de lo vacía que había estado su vida hasta entonces y decidió cambiar renunciando a todos sus bienes materiales se dedicó a la búsqueda de la verdad y de la paz espiritual, buscando liberarse del Samsara (en sánscrito, “deambular”), concepto  que designa el ciclo de vidas, muertes y renacimientos que cada ser sensible experimenta como consecuencia de su karma.  Durante los años que siguieron a esta decisión, se dedicó a practicar el yoga y adoptó una vida de absoluto ascetismo. Poco tiempo después, Siddhartha optó por dejar esta vida, al considerar que no daba verdaderos frutos. Adoptó entonces el camino intermedio entre una vida de placer y una de total abnegación. Buda meditaba sentado bajo una higuera y pasaba por estados de conciencia cada vez más altos y profundos, hasta que consiguió llegar al nivel más elevado: la Iluminación. Una vez que llegó al conocimiento de esta verdad religiosa esencial, Buda entró en un periodo de fuerte lucha interior. Consagró el resto de su vida a la enseñanza. Buda transmitía sus enseñanzas de forma oral, por lo que al morir no dejó ningún testimonio escrito de sus ideas y pensamientos. De ello se encargaron más tarde sus discípulos. Los elementos centrales en los que se basaba la Iluminación de Buda estaban condicionados por la realización de las denominadas Cuatro Nobles Verdades:  1) La vida es sufrimiento. 2) La causa de este sufrimiento radica en el hecho de que el hombre desconoce la naturaleza de la realidad, y por ello siente ansiedad, tiene apego a las cosas materiales y mucha codicia. Estos defectos provocan su sufrimiento. 3) Se puede poner fin al sufrimiento si el hombre logra superar su ignorancia e ir más allá de las ataduras mundanas. 4) El camino para dar fin al sufrimiento es el  Camino de las Ocho Etapas, que consiste en tener una adecuada visión de las cosas, buenas intenciones, un modo de expresión correcto, realizar buenas acciones, tener un modo de vida adecuado, esforzarse de forma positiva, tener buenos pensamientos y dedicarse a la contemplación del modo adecuado. 
Sábado, 29 de Septiembre de 2007 21:00 AMBER #. RELIGIONES

Comentarios » Ir a formulario

calamb

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Extras

¿Tú primera visita a esta página?. Estás leyendo un weblog, también llamado blog y bitácora.

Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris